Por:  Jonathan Cuevas/Bernardo Torres


Chilpancingo, Gro. 04 de Enero del 2018.- Derivado de la investigación por la desaparición y asesinato de dos jóvenes, y ante la presunción de que policías municipales están involucrados; este jueves la Policía Federal y Ejército Mexicano desarmaron a los agentes de seguridad pública municipal y realizaron diligencias dentro de su cuartel central. 
 
A la par, la Policía del Estado tomó las riendas de la seguridad en el municipio. 
 
El desarme 
 
Alrededor de las 17:00 horas de este día, decenas de policías federales y militares sitiaron el cuartel de la policía municipal y se introdujeron para realizar el desarme y una diligencia con el objeto de buscar pruebas que los relacionen a la desaparición y asesinato de Jorge Arturo Vázquez Campos y Marco Catalán Cabrera. 
 
Estos dos jóvenes desaparecieron el 30 de diciembre pasado luego de ser detenidos por elementos de la Policía Municipal en las instalaciones de la Feria de Navidad y Año Nuevo, y llevados a barandilla. 
 
Fueron hallados muertos, con huellas de tortura y dentro de bolsas de plástico color negro, los últimos minutos del miércoles 03 de enero, al norte de Chilpancingo. 
 
Mientras se realizaba el cateo en la comandancia, afuera llegaron dos autobuses que permanecieron estacionados, en los que al parecer se llevarían a los agentes municipales para que declaren en la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), pero hasta las 19:00 horas eso no ocurría. 
 
Un helicóptero sobrevolaba la zona y a la vez, arribaron los familiares de las dos víctimas y otros jóvenes que también están en calidad de desaparecidos, quienes reprocharon al gobierno su colusión con el crimen organizado. 
 
Efraín sigue desaparecido 
 
Y es que además de estos dos casos, un joven de nombre Efrain Patrón Ramos está en calidad de desaparecido desde la noche del 29, mientras que cuatro más que habrían sido ‘levantados’, fueron golpeados y liberados horas más tarde. 
 
Los familiares de Efrain exigieron al Gobierno municipal, estatal y federal que lo entreguen con vida porque ellos se lo llevaron. Dijeron tener la seguridad de que la investigación está contaminada, y precisaron que a Patrón Ramos también se lo llevó la policía municipal. 
 
Precisaron que a las cuatro de la madrugada del día 29 de diciembre, el joven estaba hablando por teléfono con otra persona y reportó que lo empezó a seguir una patrulla, y desde entonces no saben de él. 
 
Luego lo buscaron en barandillas y hospitales, pero ya no pudieron dar con su paradero. 
 
El grupo de familiares y amigos se apostó en lo pluma de seguridad y mostraron pancartas y lonas con la fotografía de Efraín, mientras gritaba: ¡Justicia!, en repetidas ocasiones. 
 
Algunos amigos del joven exigieron la desarticulación no sólo de la Policía Municipal sino también de la estatal, y la destitución de los responsables de estas áreas que, lamentaron, “no han dado resultados”. 
 
La hermana de Efraín, pidió: “por favor señor gobernador, si esta viendo esto, queremos que aparezca mi hermano, que nos ayude porque no tenemos ni una sola pista de que mi hermano esté vivo”. 
 
También le exigió que ponga orden y paz como lo ofreció en campaña, y que “ya no haya ni un desaparecido más”. 
 
Lanzó un llamado a la ciudadanía a que se una a la lucha, que salgan unidos a las calles a protestar y demostrar que no tienen miedo. 
 
Otro de los familiares pidió al presidente d ella República, Enrique Peña Nieto, “que venga a poner orden a Chilpancingo”. 
 
Más desaparecidos
 
Tras la protesta, arribaron también dos familias que tienen familiares desaparecidos para reclamar la atención de las corporaciones policiacas y de los tres niveles de gobierno.
 
Una pareja originaria del municipio de Cochoapa el Grande, denunciaron que su hijo estudiante de preparatoria desapareció desde el 25 de diciembre, en esta ciudad y hasta ahora no saben nada de su paradero.
 
Otro caso denunciado, es el de un joven de la colonia Alianza Popular, quien desapareció la noche de este miércoles, expuso su madre, quien se sumó a la protesta para que los jóvenes sean presentados con vida.
 
Minutos mas tarde se incorporaron miembros del Colectivo de Personas Desaparecidas, Secuestradas y Asesinadas de Chilpancingo, para manifestar su solidaridad con las familias y ofrecer su apoyo en las labores de búsqueda.
 
La investigación
 
En un comunicado de prensa, el Gobierno del Estado y la Fiscalía General confirmaron que los policías municipales están involucrados en la investigación por la desaparición y muerte de los jóvenes Jorge Arturo y Marco Catalán. 
 
“El día de hoy a partir de las 16:30 horas cumpliendo instrucciones del Jefe del Ejecutivo Estatal, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, en coordinación con elementos del Ejército Mexicano y la Policía Federal, inició un operativo mediante el cual se tomó el control de la Seguridad Pública del municipio de Chilpancingo, a fin de facilitar las diligencias ministeriales que realiza la Fiscalía General del Estado por la comisión de diversos hechos que la ley señala como delitos en los que presumiblemente se encuentran involucrados algunos elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Chilpancingo”, indica el documento. 
 
Agrega que en este contexto, a partir de este jueves, “con fundamento en el Artículo 91, fracción XIX, de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Guerrero; y Artículo 15, fracciones I y II, de la Ley número 281 de Seguridad Pública del Estado de Guerrero; la seguridad pública del municipio de Chilpancingo quedará a cargo de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, apoyada por elementos de la Policía Estatal y la Policía Federal”. 
 
Destaca que durante este operativo participaron 150 elementos y 20 patrullas de la Policía Estatal; 60 integrantes del Ejército Mexicano y 10 vehículos oficiales, así como 120 elementos y 18 patrullas de la Policía Federal, sin que se presentara ningún incidente. 
 
Cabe mencionar que cuando se emitió este informe, la diligencia en la barandilla municipal aún no concluía. 
 
“Actualmente, en las instalaciones de la Policía Municipal de Chilpancingo, con estricto apego a la Ley y respeto absoluto a los derechos humanos, personal de la Secretaría de Seguridad Pública, realiza una revista de verificación del personal y armamento que se encuentra amparado por la Licencia Oficial Colectiva No.110, así como de las patrullas y demás equipo de cargo, de forma paralela a las diligencias que practica la Fiscalía General del Estado”, se agregó en el comunicado. 
 
En conferencia de prensa, el Fiscal Xavier Olea Peláez confirmó que dentro de la investigación está el indicio de que los policías municipales realizaron la detención de los dos jóvenes en las instalaciones de la Feria y luego trasladándolas a la cárcel municipal, motivo por el cual están siendo investigados.
 
No obstante, precisó que una persona, al parecer amigo de ambos, llegó a la barandilla para pedir su liberación y luego de pagar la multa correspondiente, el juez calificador en turno aprobó la liberación. 
 
“De la investigación se desprende la probable participación de elementos de la Policía Preventiva Municipal de Chilpancingo, en la desaparición de las personas originalmente detenidas en las instalaciones de la Feria”, dijo Olea.
 
 
Share this...
Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInShare on VKPrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *