Share this...
Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page
Bernardo Torres/API 
 
Chilpancingo, Gro. 13 de Febrero del 2018.- La tarde de este martes, un sujeto hasta ahora desconocido irrumpió y causó destrozos en las oficinas de la sacristía de la Catedral “La Asunción de María”, ubicada en pleno centro de la Ciudad de Chilpancingo.
 
Los hechos ocurrieron alrededor de las 20:00 horas. Al interior varias personas se habían quedado después de la misa, cuando el sujeto de quien se desconoce su estado de salud ingresó por una puerta lateral del templo y se introdujo hasta dicha área del inmueble. 
 
Las autoridades eclesiásticas y ministeriales impidieron el acceso de la prensa a dicha oficina, que al interior presentaba daños en muebles y algunos objetos, de lo cual informará la Fiscalía General del Estado (FGE).
 
Algunos testigos informaron que al ingresar, la persona intentó agredir al párroco, pero fue sometido por el sacristán Antonio Aparicio Teliz que se encontraba dentro en ese momento, pero al intentar someterlo recibió varios golpes, en la cara y cuerpo.
 
Pasó más de media hora para que arribaran elementos de la Policía del Estado y detuvieran a esta persona, quien era sujetado por algunas personas que acudieron al auxilio y de quien se decía, sufre de sus facultades mentales, aunque eso aún tendrá que ser determinado por las autoridades. 
 
Una veintena de católicos, entre hombres, mujeres y niños permanecían atónitos ante el sorpresivo hecho, mientras algunos le advertían, que si volvía a hacerlo, lo lincharían o lo quemarían.
 
El vocero de la diócesis Chilpancingo-Chilapa, Benito Cuenca Mayo, informó posteriormente que es la tercera ocasión que ingresa de esta forma, y negó que esté relacionado este hecho al contexto de agresiones que ha estado sufriendo la iglesia católica.
 
Sobre si este hecho exhibe la vulnerabilidad de las autoridades y miembros de la Iglesia, dijo, que espera que no sea de esta forma, y calificó la acción más bien como un hecho aislado.
 
Finalmente el agresor fue detenido por la Policía Estatal, aunque el estado de las oficinas fue reservado, pero se pudo observar el ingreso de elementos policiacos y de la Policía Ministerial, quienes tampoco informaron nada. 
 
Share this...
Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *